Porfolio

Tfno: 629 333 654

Sígueme en Facebook | Google+ | Linkedin

Fotografo gastronomico Restaurante El Mirador de Álora

Fotógrafo gastronómico para Restaurante El Mirador de Álora

Dentro de mis facetas en imagen también hago trabajos como fotógrafo gastronómico para restaurantes, es decir, realizo fotografías de alimentos para restaurantes en la provincia de Málaga. Las fotografías profesionales culinarias son un gran reclamo que captan rápidamente la atención de los usuarios de una página web, en posts de redes sociales y en publicidad impresa. Serán unas imágenes de calidad, más que ninguna otra cosa en la publicidad gráfica, lo que incite a potenciales clientes a hacer click sobre un post o marcar el número de teléfono de reservas impreso en un folleto. Por eso es necesario tener un buen trabajo de fotografía gastronómica.

La rentabilidad de contar con un fotógrafo gastronómico

La fotografía de alimentos es algo delicado y es forzoso ser detallista. Un fotógrafo gastronómico ha de tomarse un tiempo en componer el plato a fotografiar junto al chef, en buscar la mejor vista de la comida, en distribuir algunos elementos decorativos y en iluminar bien, creando brillos o evitándolos, según convenga, resaltar texturas, capturar los colores reales, etc.. Cuanto mejor salga el producto, mejor retorno de la inversión habrá. La rentabilidad de una sola fotografía gastronómica es muy alta hoy en día, porque se puede usar en redes sociales, páginas web, publicidad digital, cartas de menú de restaurantes, folletos publicitarios, carteles, etc.. Es decir, se puede difundir entre muchos soportes.

Mi trabajo de fotografía gastronómica para el Restaurante El Mirador de Álora

Los dueños del Restaurante el Mirador de Álora contactaron en principio sólo por las fotografías de instalaciones, pero comprendieron la importancia de fotografiar sus platos y el amplio uso que le darían a cada imagen. Hablaron conmigo para realizar fotografías gastronómicas en su restaurante y concertamos una sesión de 4 horas. Instalé el equipo fotográfico y el de iluminación, se prepararon 10 platos y fotografíe algunas carnes mientras se asaban en la parrilla. Buscamos fondos apropiados para bodegones y elementos decorativos como vino, flores, velas, etc.. Ellos traían platos y yo les indicaba ciertos detalles a corregir con el objetivo de mejorar las composiciones. Iluminé e hicimos varias pruebas e iba corrigiendo pequeños aspectos hasta dar con la mejor toma de la comida. También hice cada instantánea teniendo en cuenta que algunas fotografías debían colocarse en redes sociales. Eso requería una composición distinta que facilitara la adaptación de la fotografía, por ejemplo, a la forma apaisada de las portadas de Facebook.

Un fotógrafo gastronómico debe controlar todas las cuestiones anteriores. Cuánto más cuides los detalles y estudies el bodegón, mejor saldrá cada toma y requerirá menos tiempo de procesado, donde es más fácil perder horas borrando imperfecciones y llegar a un resultado poco natural corrigiendo una mala iluminación. En este caso, como las fotografías de los platos del restaurante estaban bien realizadas, la media de tiempo de retoque con Photoshop daba menos de 30 minutos para cada fotografía.

Muestras de mi trabajo como fotógrafo gastronómico en el Restaurante El Mirador de Álora

Esta es una selección de las fotografías gastronómicas, fotografías de comida, fotografías de alimentos, o como mejor guste llamar:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.